Descubre Nombres » Personajes y citas célebres » Che Guevara y sus citas célebres

Che Guevara y sus citas célebres


El Che Guevara es recordado en muchos lugares como uno de los revolucionarios más importantes de Latinoamerica, además de volverse prácticamente un icono para quienes creen en luchar por sus derechos y su libertad. A pesar de que pueden existir opiniones muy diversas en torno a él, no podemos negar que hasta el día de hoy, es y siempre será una figura muy influyente y de las más famosas en los últimos tiempos. Es por eso que en esta ocasión, el artículo que traemos para ti habla enteramente de él, para que puedes conocer su historia y hasta sus frases más célebres. ¿Te lo vas a perder?

che

Historia del Che Guevara

Inicios

Ernesto Guevara nació en Argentina en 1928, en el seno de una familia con buenos recursos económicos. Allí vivió una niñez como la de cualquier otro niño hasta sus años universitarios, en los cuales se decantó por la carrera de Medicina. Para ese entonces, sus convicciones políticas ya marcarían una clara tendencia izquierdista, por lo cual se volvió un activo participante de la oposición contra Perón; quien era quien ostentaba el poder en aquellos años.

Esto también fue lo que le llevó a hacer un viaje por varios países de Sudamérica, como lo son Guatemala, Venezuela, Perú y Ecuador. En estos lugares pudo apreciar la enorme influencia que el imperialismo norteamericano, había llegado a tener en la ideología y en el estilo de vida de sus habitantes. Sus propias ideas, que se veían notoriamente inclinadas al marxismo, le hicieron ver lo mucho que deseaba instaurar un movimiento revolucionario en su patria contra el régimen existente y que tanto reprimía a sus habitantes.

En 1955 se dirige con destino a México, en donde conoce a Fidel y a Raúl Castro, con quienes surgió una amistad. Ambos hermanos estaban preparándose para dar un golpe revolucionario en Cuba,

De modo que en 1956, Guevara llegaba con ellos a la isla, asistiendo en su grupo guerrillero como médico. Se asentaron en la Sierra Maestra y a partir de entonces, estarían activos en combates contra las fuerzas del gobierno de Fulgencio Batista, quien había instaurado una dictadora sobre territorio cubano. Una de las batallas más importantes en las que llegó a participar, fue la de la toma de San Clara en el año de 1958.

Al año siguiente, junto a Fidel Castro y compañía entraban por fin a la capital de La Habana, derrocando por completo a Batista. Guevara obtuvo la nacionalidad cubana, además de estar a cargo de importantes puestos, tales como Jefe de la Milicia, presidente del Banco Nacional, director del Instituto de Reforma Agraria y ministro de Industria y de Economía.

Interés por la política

Para ese entonces, Guevara ya se encontraba firmemente convencido de oponerse al imperialismo norteamericano. Con su reafirmada postura, viajó hacia diferentes destinos en el mundo, representando a Cuba y predicando sus ideas que iban en contra del capitalismo. Esto le llevó a entrevistarse con personajes como MaoTse-Tung, Nasser, Tito y Sukarno, quienes comulgaban firmemente con sus convicciones políticas.

Siguiendo las doctrinas del marxismo, fue quien más ayudo a Fidel Castro con la organización de Cuba. Pretendiendo obtener la autonomía total de la isla, llegó a establecer acuerdos con la Unión Soviética, para llevar la industrialización hacia sus habitantes.

No obstante sus esfuerzos se vieron frustrados con la invasión estadounidense en 1961.

En 1965 abandona Cuba secretamente, partiendo hacia el Congo; lugar en el que también se involucraría con el movimiento de los revolucionarios que buscaban acabar con el imperialismo.

Llegada a Bolivia

Libre de las responsabilidades que desempeñaba en Cuba, Guevara volvió a América en 1966, específicamente a Bolivia. Había elegido este país a consciencia, pues lo que pretendía era llevar a cabo su propio movimiento de revolución, pero de tal manera que llegara a toda Iberoamérica por medio de una guerrilla con acceso libre a Argentina, Perú, Chile, Paraguay y Brasil, quienes colindan alrededor de la ya mencionada nación boliviana.

Una de sus más fuertes convicciones, era que no se necesitaba esperar a que las condiciones sociales provocaran la insurrección de los ciudadanos, sino que estos podían alzarse para buscar un cambio para mover la revolución.

Su obra “La guerra de guerrillas” vio la luz en 1960 y en ella se ven reflejada esta y otras ideologías.

Su grupo revolucionario recibió el nombre de Ejército de Liberación Nacional y en él contaba con la ayuda tanto de cubanos como de bolivianos, adeptos al régimen del comunismo. Su intento por convencer a campesinos de los alrededores para que mostraran su apoyo con la causa, no dio resultado, al estar ellos tan poco enterados de las cuestiones de política que él promulgaba.

Las cosas empeoraron cuando tampoco recibió mucha respuesta en las ciudades y las posibilidades de éxito para su guerrilla, eran cada vez más escasas.

A causa de esto, Guevara se vio obligado a permanecer en una zona selvática y muy aislada, en donde su condición del asma empeoró deteriorando su salud. Era buscado por las autoridades, quienes esperaban apresarlo usando las fuerzas militares. La propia CIA de Estdaos Unidos se encontraba muy interesada en su detención.

El 8 de octubre de 1967, el ejército boliviano detuvo a su guerrilla por medio de un redada que fue llevada a cabo en la zona de Valle Grande. Unos campesinos de los alrededores habían delatado su posición. Allí, se sabe que fue apresado y luego conducido a la escuela de “La Higuera”, en donde se le tuvo detenido con su prisionero hasta que se dio la orden de su ejecución. Al día siguiente se anunciaba su muerte y su cuerpo era trasladado hasta un hospital de Vallegrande, donde cientos de personas fueron a verlo.

No fue sino hasta 1995 que sus restos pudieron ser recuperados por Cuba y llevados a la isla, en donde se les dio sepultura con todos los honores. Actualmente, descansan en el Memorial de Ernesto Guevara.

Legado del Che Guevara

La historia de Ernesto “Che” Guevara, se ha convertido en una gran inspiración para millones de jóvenes de todas las generaciones. Su ideología se ha extendido más allá de Iberoamérica, por medio de textos como “Mensaje a la Tricontinental”. Se sabe que era un prolífico escritor y que la escritura así mismo, fue una de sus actividades principales incluso mientras se encontraba de guerrillero.

A pesar de ello, la mayor parte de sus escritos no han salido a la luz y hasta hoy son material inédito.

Él solía llevar un diario en el que registraba todos sus movimientos y pensamientos mientras se encontraba en Bolivia. De este último se público un libro que relata su estadía en la guerrilla y que lleva por título “Diario del Che en Bolivia”.

Citas célebres del Che Guevara

  1. El conocimiento nos hace responsables.
  2. Podrán morir las personas, pero jamás sus ideas.
  3. Si el presente es de lucha, el futuro es nuestro.
  4. Por que el socialismo…no se ha hecho simplemente para tener hermosas fábricas, sino se ha hecho para el hombre integral.
  5. Son moderados todos los que tienen miedo o todos los que piensan traicionar de alguna forma.
  6. Seamos realistas y hagamos lo imposible.
  7. Si no existe la organización, las ideas, después del primer momento de impulso, van perdiendo eficacia.
  8. La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella.
  9. Sueña y serás libre en espíritu, lucha y serás libre en vida.
  10. Es mejor caminar descalzo, que robando zapatillas.
  11. Porque esta gran humanidad ha dicho basta y ha echado a andar. Y su marcha, de gigantes, ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente.
  12. Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?
  13. Si no hay café para todos, no habrá para nadie.
  14. Hay que endurecerse sin perder jamás la ternura.
  15. Podrán cortar todas las flores, pero nunca terminarán con la primavera.
  16. Prefiero morir de pie, a vivir arrodillado.
  17. Sólo existe un sentimiento mayor que el amor hacia la libertad, que es el odio a quien te la quita.
  18. No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante.
  19. …todos los días hay que luchar por que ese amor a la humanidad viviente se transforme en hechos concretos, en actos que sirvan de ejemplo, de movilización.
  20. El capitalismo es el genocida más respetado del mundo.
  21. Porque esta gran humanidad ha dicho basta y ha echado a andar. Y su marcha, de gigantes, ya no se detendrá hasta conquistar la verdadera independencia, por la que ya han muerto más de una vez inútilmente.
  22. Recuerden que el eslabón más alto que pude alcanzar la especie humana es ser revolucionario.
  23. Me siento tan patriota de Latinoamérica, de cualquier país de Latinoamérica, como el que más y, en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.


Crecemos gracias a ti, comparte :)