Descubre Nombres » Personajes y citas célebres » Mahatma Gandhi y sus citas célebres

Mahatma Gandhi y sus citas célebres


Una de las personalidades más célebres de los últimos tiempos es Mahatma Gandhi, quien es mundialmente reconocido por sus labores pacifistas y la gran influencia que tuvo en la revolución de la India. Este personaje se ha convertido en todo un ejemplo para activistas en todas partes del planeta y sus frases, se han vuelto importantes lecciones para el resto de la humanidad. En esta ocasión le dedicamos nuestro artículo a él, hablándote sobre su breve historia y mencionándote además, algunas de sus citas más famosas y detalles que seguramente no sabías acerca suyo. ¿Nos acompañas a descubrir todo esto?

gandhi

Historia de Mahatma Gandhi

Primeros años

Mahatma Gandhi nació en la ciudad de Porbandar el 2 de Octubre de 1869. Era hijo de Karamchand Gandhi, quien se desempeñaba como ministro en la ciudad y de su cuarta esposa, Putlibai Gandhi. De ella aprendería casi todos los elementos que caracterizaron su filosofía de vida, pues ella le enseño el respeto hacia los seres vivos, el amor hacia los animales y el vegetarianismo. También le inculco la importancia de respetar religiones y formas de pensar diferentes.

Pese a que hizo toda su escolaridad en la India, al cumplir los 18 tuvo a bien mudarse a Londres para afrontar su formación universitaria. Esto debido a que no pudo aprobar los exámenes de ingreso a la universidad en Bombay. De modo que estudió leyes en la University College London y al finalizar regreso a Bombay, importante capital hindú.

Pese a que quiso ejercer su profesión allí, la saturación que existía en la rama de derecho lo volvió imposible. Sin embargo, una oportunidad de viajar a Sudáfrica se le presentó y fue así como aceptó viajar hasta allá, para asistir en lo que pudiera como abogado, pues estaba al tanto de la desobediencia civil que existía en el lugar como forma de rebelión ante el gobierno y él se sentía muy atraído por la causa.

Vida en Sudáfrica

Al llegar a Sudáfrica, Gandhi se dio cuenta de la enorme discriminación y el odio que sufrían sus compatriotas hindúes y eso lo impulso a formar un partido político. En el año de 1984 esto fue posible y así se inició en el compromiso de defender los derechos de la población que lo necesitaba.

Hasta ese entonces habían pasado más de 20 años en medio de protestas sin ningún resultado. Para contribuir con la causa, Gandhi instigó a las personas a llevar a cabo la desobediencia civil de formas no violentas. El gobierno estaba obligando a todos los indios a registrarse en cuerpos de batalla para pelear en la guerra que se estaba llevando a cabo por aquellos años y la cual, era más nada un problema que tan solo le concernía a las autoridades británicas. Aquello formaba parte del gran descontento de la gran mayoría de los ciudadanos. Muchos quemaron sus cartas de registro y se negaron pacíficamente a formar parte de los combatientes.

Pero dichas medidas acarrearon graves consecuencias, en la que cientos de personas fueron azotadas como castigo, encarceladas injustamente e incluso fusiladas. El propio Gandhi llegó a pisar la cárcel en más de una ocasión, por promulgar las ideas políticas y sociales que sostenía. No obstante, ni esto fue suficiente como hacerlo desistir de su causa.

Poco a poco, Gandhi fue ganando la reputación suficiente como para llegar a un acuerdo con Jan Christian Smuts, general de origen sudafricano, que se mostró de acuerdo para buscar una solución a los conflictos políticos que existían. Ambos negociaron.

Mientras aun se encontraba en Sudáfrica, pudo reforzar sus ideales no solo por estar viviendo la situación por la que pasaban los hindúes, sino también por cultivarse con lecturas particulares como los libros de Tolstoi. De este último, destaca especialmente el de “El reino de Dios está en vosotros”.

Independencia de la India

En 1915 Gandhi regresó a la India. Ahí siguió difundiendo sus ideas acerca de la libertad y sus valores tanto políticos como filosóficos. Se involucro enormemente en los cambios sociales que movían a la gente de su tiempo, tanto así que llevó a cabo protestas sociales entre las cuales destacan “La marcha de la sal” en 1930 y “La reivindicación de la independencia de la India del Imperio Británico en el marco de la Segunda Guerra Mundial”. Está última se llevó a cabo entre 1939 y 1945.

Gracias a su activismo, los esfuerzos de Gandhi finalmente condujeron a la liberación total de la India como una nación independiente, el 15 de Agosto de 1947

En este período de tiempo, Gandhi se resaltó por llevar a cabo tácticas como las protestas pacíficas, en las que sostenía que para hacerse escuchar, no era necesario recurrir a los actos violentos que solo afectaban a la población. Este modelo de protesta desde entonces, ha sido tomado como ejemplo en muchas partes del mundo, por parte de movimientos liberales.

Muerte

A la edad de 78, Gandhi fue asesinado por Nathuram Godse, un hindú que era fanático del movimiento de ultraderecha, el cual iba en contra de todas las ideas del filósofo pacifista. El 30 de enero de 1948, fallecía después de una larga trayectoria en la que les enseñó a sus compatriotas la necesidad de defender sus creencias.

Iba con rumbo a una reunión en la que rezaría junto con algunas personas, cuando el incidente sucedió. Al momento de su muerte, Gandhi pronunció las palabras: “¡Hey, Rahma!”, en alusión a Rama, la deidad en la que creen los hinduistas (él era devoto de su religión). Se puede interpretar esto como una señal de su profunda espiritualidad, la cual nunca dejó de lado y le dio la fuerza para luchar por sus ideales.

Tanto Godse como su cómplice en el asesinato, Narayan Apte, fueron arrestados y condenados a pena de muerte debido a su crimen. No obstante, el que se tiene considerado como autor intelectual de todo, Vinayak Damodar Savarkar, presidente del partido Hahasabha, fue absuelto de toda sospecho o culpa puesto que no se tenían pruebas suficientes como para demostrar su participación.

A partir de su muerte, el mundo recordaría a Gandhi por su fuerza de voluntad y sus enseñanzas, que hoy en día siguen inspirando a millones de personas en diferentes países.

Citas célebres de Mahatma Gandhi

  1. Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.
  2. Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.
  3. Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.
  4. Dios no ha creado fronteras. Mi objetivo es la amistad con el mundo entero.
  5. La voz interior me dice que siga combatiendo contra el mundo entero, aunque me encuentre solo. Me dice que no tema a este mundo sino que avance llevando en mí nada más que el temor a Dios.
  6. Lo más atroz de las cosas malas de la gente mala es el silencio de la gente buena.
  7. ¿Qué es la verdad? Pregunta difícil, pero la he resuelto en lo que a mi concierne diciendo que es lo que te dice tu voz interior.
  8. El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla.
  9. Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad.
  10. Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.
  11. Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga.
  12. No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.
  13. Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.
  14. Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.
  15. Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, el mal que causa es permanente.
  16. Ganamos justicia más rápidamente si hacemos justicia a la parte contraria.
  17. No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.
  18. La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?
  19. No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!
  20. Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.
  21. Un cobarde es incapaz de mostrar amor; hacerlo está reservado para los valientes.
  22. El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.
  23. Recordad que a lo largo de la historia, siempre ha habido tiranos y asesinos, y por un tiempo, han parecido invencibles. Pero siempre han acabado cayendo. Siempre.
  24. Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.


Crecemos gracias a ti, comparte :)