Descubre Nombres » Personajes y citas célebres » Marilyn Monroe y sus citas célebres

Marilyn Monroe y sus citas célebres


Conocida por ser un icno sexual a nivel internacional, Marilyn Monroe es una de las mujeres más famosas en el cine, así como en los ámbitos de la moda y la belleza. Aunque más que por su carrera cinematográfica, esta diva ha perdurado en el corazón de la cultura pop por su personalidad y un montón de imágenes, que hoy en día nos recuerdan todo el glamour que se vivía en épocas anteriores. Es a ella a quien dedicamos nuestro artículo de hoy, en donde podrás conocer como fue su vida y cuales son las frases más célebres que se le atribuyen.

marilyn

Biografía de Marilyn Monroe

Primeros años

Nacida con el nombre original de Norma Jean Baker el 1 de junio de 1926 en Los Ángeles, Marilyn tuvo una infancia bastante dura. Su madre, Gladys Baker, jamás le reveló la identidad de su padre, al cual no pudo conocer. Hasta los siete años estuvo viviendo con un matrimonio amigo de ella, hasta que se la pudo llevar a vivir consigo. No obstante, tiempo después sería internada en una clínica psiquiátrica debido a la esquizofrenia paranoide que sufría; una enfermedad que la futura creería haber heredado, debido a las constantes depresiones que sufrió en su infancia y adolescencia.

A los nueve años tuvo que ingresar a un orfanato y más tarde, estaría de acogida en casa de sus abuelos y de varias familias adoptivas. Marilyn sufrió abusos sexuales de niña, un hecho que la marcaría para siempre, a pesar de la sensualidad que la caracterizaría en su vida adulta.

Cuando cumplió dieciséis años abandonó la escuela y entró a trabajar en una planta de construcción de aviones. Fue en dicho lugar donde conoció a James Dougherty, con quien se casó en el año de 1942 y del cual se divorciaría a los veinte años.

Carrera como modelo y actriz

Tras su fallido matrimonio, Marilyn es descubierta por un fotógrafo, que la convence para iniciarse en el modelaje. Fue así como empezó a posar para distintas campañas publicitarias, de la mano de la agente Emmeline Snively, quien le sugirió cambiar el color de su cabello, que era castaño natural, por el rubio platino.

Al mismo tiempo comenzó a tomar cursos de actuación en el Actor’s Lab de Hollywood, además de asistir a clases de Literatura en la Universidad de Los Ángeles.

Se volvió tan conocida por su trabajo como modelo, que en 1947 tuvo una gran oportunidad en el cine, trabajando como actriz de reparto para la 20th Century Fox. Fue por aquella época que decide dejar atrás el nombre de Norma Jean para adoptar el de Marilyn Monroe, con el cual se haría internacionalmente famosa.

Todavía en 1949, compaginaba su profesión de modelo con la de actriz. En aquel año realizó una sesión fotográfica en la cual aparecía posando desnuda encima de un cubrecamas rojo, al más puro estilo de las llamadas pin-up girls. Varias de esas fotos formaron parte de un calendario y en 1953, la revista Playboy utilizó una de ellas para la portada de su primer número, convirtiendo a la actriz en un auténtico símbolo sexual.

De hacer papeles secundarios pasó a convertirse en una verdadera estrellas de las cintas de comedia de su tiempo. Una de sus películas más recordadas es “Los caballeros las prefieren rubias”.

El 29 de junio de 1956 se casa con Arthur Miller, famoso dramaturgo y escritor, con quien formaba una pareja de lo más opuesta, siendo él tan serio e intelectual, y ella, vista como una personalidad fría y a la que le gustaba divertirse. El matrimonio no prosperó y ambos terminaron por separarse en enero de 1961.

Tras esta nueva ruptura, Marilyn se embarcó en el ambicioso proyecto de fundar su propia productora de películas, ya cansada de las exigencias y el desprecio que le habían mostrado hasta entonces, los jefes de los estudios en los que había trabajado. En 1957 viaja a Gran Bretaña para rodar “El príncipe y la corista”, un filme que sin bien no fue positivamente recibido por la crítica, si le valió algunos halagos por su espontaneidad y frescura en la pantalla.

Muerte

Después de haber probado el éxito y la fama como estrella de Hollywood, Marilyn pasó por etapas muy oscuras en su vida. En la década de los 50 se hizo muy conocida su amistad con el presidente John F. Kennedy, con el cual incluso se llegó a rumorear que sostenía una aventura; así como con su hermano, Robert Kennedy. Esto influiría de una manera terrible en los turbios sucesos que sucederían después.

De manera inexplicable, la actriz terminó por suicidarse el 5 de agosto de 1962, siendo encontrada muerta por su ama de llaves en la cama, tendida de una manera muy extraña y con las luces encendidas. Sostenía en una de sus manos un teléfono y cerca de ella, yacía un frasco de píldoras Nembutal totalmente vacía. Se determinó que había fallecido a causa de una sobredosis de barbitúricos; aunque hoy en día hay quienes siguen creyendo que si muerte no fue algo accidental o provocado por ella misma.

La manera en la que falleció ha contribuido a crear todo un mito en torno a su figura.

Citas célebres de Marilyn Monroe

  1. Vivir sola es como estar en una fiesta donde nadie te hace caso.
  2. ¿Qué tan bueno es ser Marilyn Monroe? ¿Por qué no puedo simplemente ser una mujer normal? Una mujer que puede tener una familia… Me conformaría con un solo bebé. Mi propio bebé.
  3. El sexo forma parte de la naturaleza. Y yo me llevo de maravilla con la naturaleza.
  4. Los maridos no son nunca amantes tan maravillosos como cuando están traicionando a su mujer.
  5. El éxito hace que mucha gente te odie, me gustaría que no fuese así. Sería maravilloso disfrutar del éxito sin ver envidia en los ojos de los que te rodean.
  6. Los perros no me muerden. Sólo los seres humanos.
  7. Ojalá que la espera no desgaste mis sueños.
  8. ¿No cree que deberíamos tener un hijo juntos para que tuviera mi físico y su inteligencia? (En una conversación con Albert Einstein).
  9. No presumas de haber sido el primero en mi corazón, si no fuiste suficiente inteligente para ser el último.
  10. Es mejor estar sola que infeliz con alguien.
  11. Las desilusiones te hacen abrir los ojos y cerrar el corazón.
  12. El hombre tiene que estimular el ánimo y el espíritu de la mujer para hacer el sexo interesante. El verdadero amante es el hombre que la emociona al tocarle la cabeza, sonreír o mirarla a los ojos.
  13. La gente comenzó a decir que yo era lesbiana. Sonreí. No hay sexo incorrecto si hay amor en el.
  14. En Hollywood la virtud de una chica importa mucho menos que su peinado.
  15. Cuando una chica va a una fiesta, siempre aparecen esos tipos con la sonrisa de qué-guapo-soy-ninguna-se-me-puede-resistir. Una chica puede prescindir olímpicamente de estos chicos. Sin embargo, aquéllos de gafas gruesas que se esconden tímidamente en las esquinas, éstos resultan irresistibles para las chicas.
  16. El amor no necesita ser perfecto, solo necesita ser verdadero.
  17. Me gusta estar totalmente vestida, o si no totalmente desnuda. No me gustan las medias tintas.
  18. Nunca he dejado a nadie en quien haya creído.
  19. En Hollywood te pueden pagar mil dólares por un beso, pero sólo 50 centavos por tu alma.
  20. No quiero hacer dinero. Yo sólo quiero ser maravillosa.


Crecemos gracias a ti, comparte :)